Es un producto líquido que reúne dos características esenciales: antialgas y bactericidas.

Se disuelve rápidamente en cualquier tipo de agua, sin dejar olor o sabor. No modifica el pH y por su característica microbicida, complementa y hace disminuir el consumo de cloro.

El tratamiento de antialgas presenta ventajas muy importantes:

Aumenta la seguridad y desinfección porque viene a suplir la eventual falta de cloro por un aumento momentáneo de la demanda de cloro (número de bañistas, temperaturas extremas, etc.) que hacen consumir el cloro más rápidamente.

Permite disminuir el consumo de cloro, lo que lo hace económico, porque tiene una actividad residual muy prolongada y porque su acción contra las algas es más especifica que la del cloro.

Modo de empleo:

Tratamiento inicial:

1 litro por cada 40.000 L. de agua.

Tratamiento de mantenimiento:

1 litro por cada 40.000 L. de agua preferentemente al atardecer una vez a la semana.

Desinfección: El tratamiento y desinfección de los vestuarios y lavapies, se realiza con una solución de 2 grs/l. (aproximadamente 20 grs. Disueltos en un cubo de agua).

Composición:

Cloruro de N-Alquil dimetil bencil amonio: 20%

Contacte con nosotros

Ahora mismo no estamos. Mandenos un mensaje y le responderemos lo antes posible.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search